martes, abril 10, 2007

El sábado fui mala porque comí chocolate amargo


Comí chocolate (muuuuuuucho)


Amargo pero todavía hay esperanzas de que vuelva a ser dulce como antes...


Si fuese un sentimiento sería la culpa...


Chocolate porque en el Rivendel fuimos la atracción de la noche con los perreos masivos amistosos y se nos acercaba todo el mundo. Ana y yo tuvimos un momento latino con unos y luego hubo el momento chocolate...


Y amargo, porque después de tanto tiempo nace en mí la culpa, y las ganas de querer arreglarlo con alguien, de al menos decirle cómo me siento, cómo estamos después de tanto tiempo lanzando espadas... qué tarde me he dado cuenta, hay que separar amor y amistad, y es lo segundo lo que quiero volver a tener contigo, Ojito...


Han dicho de este blog que a veces habla del mismo tema, pero es que si no fuese así no serían mis pensamientos hechos palabras, ¿es tan raro encontrar de una forma sencilla la sinceridad?


Cuéntame

2 Enamorame:

Blogger Qosem dice...

no te mueras sin catar un buen negro

8:58 p. m.  
Blogger Qosem dice...

y si tienes que escribir de lo mismo, escribes. a mí me da igual con tal de que escribas, ya que tú eres capaz de seguir un blog. yo no soy capaz y además no me atrevería a escribir muchas cosas de las que pienso

así que pecée power que siga y punto!

12:36 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home