sábado, marzo 10, 2007

Ojito



Hace una semana que mi pequeño mundo de sueños donde mi corazón esperaba un sentimiento que creía que había vuelto a nacer se derrumbo.



Hace una semana que decidí ser yo la que tenía que poner fin a mi sufrimiento y a dejar de estar mal por alguien que no me ha demostrado que era algo para él.



Ha sido, puede, la semana más dura de las que hacía mucho que no tenía, y escribiendo esto no puedo evitar que me invadan los recuerdos, las sensaciones, los poemas que hice, todo, y no puedo evitar que esos recuerdos vayan cayendo por mis mejillas en forma de lágrimas...



Una semana en la que he tenido que demostrarme a mí misma que tenía el valor suficiente para hacer el mismo daño que me hizo él devolviendoselo, olvidando que una vez le quise, o más, que le ame, porque se puede amar, lo sé, olvidando todo, olvidando que una vez existió mi Ojito, y cambiarlo por un tal Carlos que no sé ni quien es...



Ayer viernes fue la primera gran prueba de fuego. Es fácil eludir toques, mensajes, conversaciones de messenger dejándolas en el limbo de tu pantalla. He estado una semana pensando como sería ese encuentro, volver a verle, qué hacer en ese momento, me invadirán mis sentimientos de nuevo o por primera vez en mi vida sacaré de mi interior algo parecido al rencor o a la venganza? extrañamente salió de mí algo que nunca había conocido: el rencor. Podía haber evitado llegar a esta situación, y mira que me han avisado veces y nunca he escuchado, para llegar a este punto.



Ayer nos encontramos después de cerca de casi un mes sin saber nada de nada. Fue muy duro, ahora me invaden esas imágenes en la cabeza y no me gustan, no me gusta estar así con nadie y menos con alguien a quien quise, pero es que ayer no le quise, y eso cambia todo. Me dio asco verle. Ver como yo voy a tirar para adelante y quizás él siempre se quede con la duda. Puede hablarme, sé escuchar, pero las palabras que tengo que oir ahora las necesitaba hace tiempo atrás, y ese entonces recibí silencio... el mismo que ahora va a tener de mí, porque no tengo ganas ni interés en decirle nada...



Quizá el que haya llegado a estas alturas de post no se entere de nada, es muy fácil, he querido a alguien equivocado que sólo me ha sabido tratar mal... he sido una ciega, como siempre que siento algo parecido a eso que llaman amor...



Me he quedado más liberada, no me gusta callar lo que siento...



No quiero que me vengan diciendo que soy la niña de nadie...









¡¡¡FELICIDADES RAFA!!!

(hoy vamos a ser felices que ya nos toca)
Cuéntame

4 Enamorame:

Blogger Qosem dice...

y en el teatro podremos desempeñar sin ataduras nuestro papel

4:14 p. m.  
Blogger MeKa dice...

sabes... abre las ventanas... verás como todo tiene el sentido que tu qiueras que tenga.. eeeee que el futuro es tuyo

10:55 p. m.  
Blogger Armando dice...

aquí alguién dijo felicidades, pués felicidades. Besos y buena vibra siempre.......

6:16 a. m.  
Blogger Qosem dice...

y lo dices con lo bien que lo dices

y yo te digo que ole y hasta te aplaudo, beso por donde pisas por tener agallas para ponerlo a la vista de todos, para gritarlo en silencio y callarlo a gritos
ολα στο φως

algún día te contaré una historia... o incluso puede que varias
a ver si me llevas en tu coche al nirvana :D

10:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home